Amigos de Patrimonio Panamá:

Comparto con ustedes el entusiasmo e interés por la restauración del edificio de la Iglesia Catedral Santa María La Antigua, edificio referente en nuestro Casco Antiguo de Panamá, anunciada en diciembre pasado por el Presidente Juan Carlos Varela (Ministerio de la Presidencia, 2014). El mismo día, 22 de diciembre de 2014, el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, anunció que en respuesta a la petición de los obispos de la Conferencia Episcopal Panameña, el Papa Francisco había concedido el título de Basílica Menor a la Iglesia Catedral Santa María la Antigua, en Panamá. La noticia fue recibida por la Conferencia Episcopal Panameña por medio de monseñor Andrés Carrascosa Coso, nuncio apostólico de Panamá.(Arjona, 2014).

Iglesia Catedral Basílica Menor Santa María La Antigua de Panamá, en 2015. Foto de la Autora.

Figura 1. Iglesia Catedral Basílica Menor Santa María La Antigua de Panamá, en 2015. Foto de la Autora.

Hay varios aspectos interesantes sobre el edificio, construido entre 1688 y 1796. El edificio y su historia están ampliamente documentados, por tratarse de un edificio emblemático del país; ha sido profusamente estudiado durante décadas, dejando muy poco espacio a la especulación. Estas son algunas fuentes bibliográficas que he compilado para ustedes:

Comparto con ustedes en alta resolución un plano de la Catedral realizado en 1749 por el ingeniero militar Nicolás Rodríguez (Véase, Figura 2). Del trabajo de Rodríguez nos narra Gutiérrez, “… en 1749 el ingeniero Nicolás Rodríguez preparó un ‘Proyecto, informe y Cálculo’ de la obra. La serie de planos de la Catedral, 1676, 1722, 1735 y 1749, reflejan la evolución de este templo hasta su forma final, siendo la más importante el cambio de capillas laterales, por una iglesia de cinco naves. En el ‘Proyecto, Informe y Cálculo’ del ingeniero Nicolás Rodríguez del año 1749, se señalaba que ‘esta obra tiene de longitud desde la pared testero que mira a la plaza principal de la ciudad, hasta el fondo de su capilla mayor y presbiterio incluso los gruesos de paredes, sesenta y cinco varas castellanas, de latitud quarenta, está compuesta de cinco naves, haziendolas estrechas treynta y dos pilastras, cada una con quatro movimientos para los arcos que forman frentes, y costados, y doze sexto pilastras arrimadas a las paredes de la capilla mayor, costado y testeros’.” (Gutiérrez, 1999: 156). Así pues, fue Nicolás Rodríguez quien dio al edificio su forma actual.

Figura 1. Catedral de Panamá, plano de 1749 por Nicolás Rodríguez. "Plano de la Santa Iglesia Cathedral de la Ciudad de Panamá, Capital del Reino de Tierra Firme ...: Demuéstrase su estado, en todo lo que se halla de color rojo estar ya construydo, y lo de color amarillo es lo que falta á su finalisación." (AGI).

Figura 2. Catedral de Panamá, plano de 1749 por Nicolás Rodríguez. “Plano de la Santa Iglesia Cathedral de la Ciudad de Panamá, Capital del Reino de Tierra Firme …: Demuéstrase su estado, en todo lo que se halla de color rojo estar ya construydo, y lo de color amarillo es lo que falta á su finalisación.” (AGI).

El plano de Nicolás Rodriguez es perfectamente legible (haz click sobre la Figura 2 para ir a la página de adjuntos, y luego dale click con el botón derecho y selecciona “ver en una pestaña nueva” para verla a escala completa). Es un trabajo excelente; Nicolás Rodríguez era ingeniero militar.

La transcripción paleográfica del plano de 1749, realizada por el Instituto de Investigaciones Históricas de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, puede ser consultada aquí. Plano de la iglesia Catedral de Panamá en 1749, por el ingeniero Nicolás Rodríguez.

La Figura 3 nos muestra el edificio de la Catedral con sus arcos en ambas direcciones y paredes sobre los mismos para recibir las armaduras. Es un plano estupendo, dibujado en 1748 y reposa en el Archivo General de Indias. Muestra digamos, aproximadamente desde la mitad del cuerpo de la iglesia (nótese la puerta lateral) al testero.

Figura 2. La plaza mayor de Panamá adornada para celebrar toros, comedias y máscaras en honor de Fernando VI en febrero de 1748. (AGI).

Figura 3. La plaza mayor de Panamá adornada para celebrar toros, comedias y máscaras en honor de Fernando VI en febrero de 1748. (AGI).

La relación sobre la Catedral escrita por Wolfred Nelson en la segunda mitad del siglo XIX es particularmente interesante; su libro cubre sus experiencias entre 1880 y 1885 en Panamá. En el Capítulo VI, desde la página 81, describe así el edificio de la Catedral, hoy Basílica Menor:

Como mencioné anteriormente, la entrada principal da a la plaza. Las enormes puertas se balancean sobre pesados centros de rotación y están hechas de madera dura, de cuatro pulgadas de espesor, y sus bisagras de bronce dejarían a muchos arqueólogos fascinados. Dentro de la iglesia, cara a la puerta, hay un pequeño altar cuadrado o un sagrario blanco y dorado para la Virgen. Hace algunos años un auténtico Murillo estaba colgado de este sagrario que daba al altar mayor. Además, hileras de puras columnas blancas atraen de inmediato la atención; su solidez, su exquisita proporción y su blancura, con sus arcos arriba, resultaban algo hermoso para mí. Las columnas dividen el edificio en naves principales y laterales. El primer par termina arriba en casi un arco chato, la parte superior del cual, semeja un viaducto en miniatura. Arriba está el techo, de madera oscura y viva de un tinte rojizo. El contraste de los arcos con el color oscuro de la madera es colosal. (Nelson, 1888: 81 – 82)

Continúa luego diciendo:

La siguiente hilera tiene diversas clases de arcos, más altos y llegan directamente hasta el techo. Luego hay el tipo de arco descrito anteriormente, los cuales se alternan hasta terminar cerca del altar mayor, y algunos tienen el escudo de armas de León y Castilla. Es imposible visitar este grandioso y viejo edificio sin sentir admiración.
La vista desde la puerta hacia la nave principal con elegantes columnas blancas que se levantan a ambos lados de los arcos, y el techo y todo el conjunto que termina con el altar mayor a la distancia, presenta un cuadro de lo más impresionante. Las columnas exteriores forman las naves laterales. Sus arcos no son tan elevados y se cruzan para unir las columnas principales. Al mirar hacia cualquiera de sus partes uno observa, al fondo, los altares laterales. En las paredes de la iglesia se encuentran dos altares y los vía crucis. Yo admiré este viejo edificio de manera especial; su interior, sus atavíos, todo me llamó la atención. (Nelson, 1888: 82 – 83)

Sobre los efectos del terremoto de 1882, tres años antes de su viaje a Panamá (Véase la Figura 4), Nelson narra lo siguiente:

Con el gran terremoto del 7 de septiembre de 1882, parte de la fachada se derrumbó sobre la Plaza, así como también algunos de los santos que estaban en los nichos. Los hermosos arcos se rajaron y el techo de tejas sufrió grandes daños. Esta iglesia, al igual que las otras está cubierta con tejas rojas ovaladas de manufactura local. “La lotería de Panamá ha renovado y pintado de amarillo su fachada. ¡Cierto! No hay nada mejor que estar en gracia con la iglesia. Al haber el diablo reparado la iglesia -perdón- quiero decir la lotería le da a uno materia en que pensar”. (Nelson, 1888: 84 – 85)

Figura 3. Catedral de Panamá en 1885. Foto de Carlos Endara Andrade. La foto refleja los efectos del terremoto de 1882.

Figura 4. Catedral de Panamá en 1885. Foto de Carlos Endara Andrade. La foto refleja los efectos del terremoto de 1882.

También contamos con el testimonio del señor John Owens Collins, en su libro The Panama Guide publicado en 1912. El texto original en inglés dice lo siguiente (negritas por la Autora):

The cathedral is a basilica of one main and four side naves. Two Moorish towers with high steeples rise up from either side in front, and recessed back from the line of the towers is the facade of dressed stone with niches for statues of the twelve apostles. There are three doors in front, and two at the sides; the aisles from the front and side entrances cut the church up into four quadrangles. The church proper is about 200 feet long. Essentially it consists of four walls of rubble masonry within which are four rows of masonry pillars connected by arches upon which rests a roof of finished native cedar. Outside, the roof is covered with pantile. The arches of the main nave span a space 36 feet wide, and spring from their columns at a height of 30 feet above the floor, the crown of the arch being 50 feet above the floor. The arches of the side naves span a space 21 feet wide, and those over the small naves, between the side walls and the secondary naves, a space 15 feet wide. The apse is formed by two arches, 40 feet to crown, supported on two rows of pillars. Within it is the high altar, made of wood and very ornate, two side altars, and the episcopal throne. Outside of the apse, but within the sanctuary, are two large side altars. Two more side altars are outside the sanctuary. A moulded and begrimed painting, said to represent the miracle of the Rosary, is pointed out as a Murillo. There is no documentary evidence to eatablish the authorship. In the earthquake of 1882 part of the facade was jarred out and fell upon the steps. This was at once repaired, and in accordance with the original plan. (Collins, 1912: 166 – 167)

Traducción al español por la Autora del original en inglés (negritas por la Autora):

“La catedral es una basílica de una nave principal y cuatro naves laterales. Dos torres moriscas con altos campanarios se levantan desde ambos lados en el frente, y retrocedida desde la línea de las torres está la fachada de piedra labrada con nichos para estatuas de los doce apóstoles. Hay tres puertas en el frente, y dos a los lados; los pasillos desde las entradas frontales y laterales dividen a la iglesia en cuatro cuadrantes. La iglesia propiamente es de unos 200 pies de largo. Esencialmente consiste en cuatro paredes de mampostería dentro de las cuales hay cuatro hileras de pilares de mampostería conectados por arcos sobre los que descansa un techo de cedro nativo acabado. En el exterior, el techo está cubierto con teja flamenca. Los arcos de la nave principal abarcan un espacio de 36 pies de ancho, y surgen desde sus columnas hasta una altura de 30 pies sobre el suelo, con la corona del arco a 50 pies sobre el suelo. Los arcos de las naves laterales abarcan un espacio de 21 pies de ancho, y aquellos sobre las naves pequeñas, entre las paredes laterales y las naves secundarias, [abarcan] un espacio de 15 pies de ancho. El ábside está formado por dos arcos, 40 pies hasta su corona, apoyados en dos filas de pilares. Dentro de él está el altar mayor, de madera y muy adornado, dos altares laterales, y el trono episcopal. Fuera del ábside, pero dentro del santuario, hay dos altares laterales de gran tamaño. Otros dos altares laterales están fuera del santuario. Una pintura mohosa y sucia, que se dice que representa el milagro del Rosario, es señalada como un Murillo. No hay evidencia documental que establezca la autoría. En el terremoto de 1882 parte de la fachada fue sacudida y cayó sobre los escalones. Esto fue reparado enseguida, y de acuerdo con el plano original.”

Comparto con ustedes algunas fotos del interior de la Catedral que tomé el 19 de febrero de 2015, muy en sintonía con lo que describió Wolfred Nelson en 1888, y luego Collins en 1912:

Iglesia Catedral Basílica Menor Santa María La Antigua de Panamá, en 2015. Vista desde el Presbiterio. Foto de la Autora.

Figura 5. Iglesia Catedral Basílica Menor Santa María La Antigua de Panamá, en 2015. Vista desde el Presbiterio. Foto de la Autora.

Iglesia Catedral Basílica Menor Santa María La Antigua de Panamá, en 2015. Vista de nave lateral. Foto de la Autora.

Figura 6. Iglesia Catedral Basílica Menor Santa María La Antigua de Panamá, en 2015. Vista de nave lateral. Foto de la Autora.

Iglesia Catedral Basílica Menor Santa María La Antigua de Panamá, en 2015. Vista hacia la entrada principal. Foto de la Autora.

Figura 7. Iglesia Catedral Basílica Menor Santa María La Antigua de Panamá, en 2015. Vista hacia la entrada principal. Foto de la Autora.

¿Y las cerchas de madera en la Nave Central y sus laterales en la parte baja de la iglesia? Ernesto J. Castillero nos narra que entre los años de 1912 a 1933, “El Ilustrísimo Dr. Guillermo Rojas y Arrieta, último Obispo de la Diócesis y primer Arzobispo de la Arquidiócesis, realizó en la Catedral varias obras: cambió el techo de tejas por el que actualmente tiene de zinc acanalado, le puso un cielo raso de latón laboreado, la repelló de nuevo y la pintó, reemplazó con altares de cemento los que tenía de madera y la adornó con imágenes modernas” (Castillero, et. al., 1943: 7) A decir Castillero “actualmente”, nos remonta al año de la publicación de su escrito citado, en 1943. Vemos pues que, al ser ascendido a Arzobispo, el buen doctor Guillermo Rojas y Arrieta introdujo remodelaciones al vetusto edificio. El cielo raso de latón fue removido en épocas posteriores, y del experimento de remodelación de interiores quedan solo las cerchas. La iglesia Catedral de Panamá fue declarada monumento histórico nacional por el presidente Arnulfo Arias Madrid mediante la Ley No.68 de 1941, y su restauración para devolverle su gloria colonial llevada a cabo por una comisión de expertos en 1943 (Castillero, et al, 1943: 7) se ocupó de remover el cielo raso añadido de latón.

El mismo Dr. Guillermo Rojas y Arrieta dejó en su libro “Reseña Histórica de los Obispos que han ocupado la Silla de Panamá”, citada en la Revista Cultural Lotería de octubre de 1943, bajo el título “Consagración – de la Santa Iglesia Catedral de Panamá en 1796”, la descripción siguiente:

… el Iltmo. Sr. D. Remigio de la Santa y Ortega, del Consejo de su Majestad, quien consagró el 4 de Abril de 1796, la Catedral con todas las solemnidades que marca el Pontificial. Hallábase el hermoso Templo de cinco naves terminado en toda su parte interior, las paredes, columnas, arcos perfectamente repellados, y delineado en su parte exterior el espacio que se había destinado para atrio de la misma. La sacristía, aunque no tan hermosa como la presenciamos hoy, había sido igualmente concluida y prestaba ya sus servicios. El Altar Mayor no había sido aún construido, pues esta obra la llevó a efecto su sucesor, el Iltmo. Sr. D. Manuel Joaquín González de Acuña, y en su lugar hacía las veces de tal uno provisional, bastante elegante y bonito situado en medio del coro de los canónigos. Tampoco exisitía el buen órgano con que hoy se solemnizan las funciones que en ella se celebran; pero sí se había edificado el coro donde éste fue más tarde colocado. La calidad de las maderas empleadas en la construcción de las escaleras de ambas torres, para subir a los estrados de las campanas, es tan excelente que aún en nuestros días subsisten en perfecto estado, salvo algunas ligeras reparaciones en los peldaños, prometiendo muchos años más de buen servicio. Estaban en uso tres de las campanas traídas desde la antigua Catedral de Panamá Viejo, que escaparon de las llamas del voraz incendio que destruyó aquel primer asiento de los españoles; y el pavimento de todo el Templo era de grandes ladrillos perfectamente cuadrados, a la usanza de entonces, muy bien adoquinados con una argamasa que los hacía aparecer como formando una sola pieza en toda la extensión del pavimento.” (Castillero, et. al., 1943: 23).

 

La Catedral Basílica de Panamá como Monumento Histórico y parte integrante de un Patrimonio Mundial ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

Convención del Patrimonio Mundial (UNESCO 1972)

Figura 8. Convención del Patrimonio Mundial (UNESCO 1972)

La Catedral de Panamá fue declarada monumento histórico nacional mediante la Ley No.68 de 11 de junio de 1941. Manteniendo su categoría de monumento histórico nacional, está incluida en el Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá, designado mediante la Ley No.91 de 22 de diciembre de 1976. Esta Ley también incluye las definiciones, “monumento histórico”, y “conjunto monumental histórico” (Véase Nota No.1). Al Conjunto Monumental Histórico de Panamá lo conocemos popularmente como, “el Casco Antiguo de Panamá”.

Para orgullo de la Nación, siendo parte integrante del Casco Antiguo de Panamá, el edificio de la Catedral de Panamá pasó a ser parte de la inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de la propiedad patrimonio mundial, “Distrito Histórico de Panamá con el Salón Bolívar” en diciembre de 1997. Ampliada para incluir al Conjunto Monumental Histórico de Panamá Viejo en 2003, esta propiedad patrimonio mundial pasó a ser llamada, “Sitio Arqueológico de Panamá Viejo y Distrito Histórico de Panamá”, tal como la conocemos hoy. En la Declaración de Valor Universal Excepcional (retrospectiva), aprobada mediante la Decisión 37 COM 8E para el “Sitio Arqueológico de Panamá Viejo y Distrito Histórico de Panamá”, textual del documento WHC-13/37.COM/8E.ADD (UNESCO, 2013: 2 – 3), sección Descripción Breve (Brief synthesis), se lee en el tercer párrafo:

Las más destacadas son las iglesias, sobre todas la catedral con sus cinco naves y techo de madera; San Felipe Neri, San José, San Francisco y, especialmente, La Merced, con su bien conservado techo colonial de madera. (Traducción por la Autora) (UNESCO, 2015)

Most outstanding are the churches, above all the cathedral with its five aisles and timber roof; San Felipe Neri, San José, San Francisco and especially La Merced with its well-preserved colonial timber roof. (Original en inglés) (UNESCO, 2015)

Así pues, vemos que destacan en la descripción la Catedral, hermosa con sus cinco naves, y la Iglesia de La Merced, ambas con sus techos de madera, donde ésta última posee el último techo original de artesón colonial en una iglesia del Casco Antiguo y posiblemente del área metropolitana de Panamá. El criterio (iv) de Valor Universal Excepcional para el “Sitio Arqueológico de Panamá Viejo y Distrito Histórico de Panamá” (WHC 2013), señala:

Criterio (iv): Tanto en Panamá Viejo como en el Distrito Histórico (Casco Antiguo), los tipos de casas e iglesias desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII, representan una etapa significativa en el desarrollo de la sociedad colonial española en su conjunto. Panamá Viejo es un ejemplo excepcional de la tecnología de construcción y la arquitectura de la época. En el Distrito Histórico, las casas multifamiliares de los siglos XIX y XX que sobreviven (permanecen) son ejemplos originales de como la sociedad reacciono a las nuevas necesidades, a los avances tecnológicos e influencias provocadas por la sociedad post-colonial y la construcción del Canal de Panamá. (Traducción por la Autora).

Criterion (iv): In both Panamá Viejo and the Historic District, house and church types from the 16th to the 18th centuries represent a significant stage in the development of Spanish colonial society as a whole. Panamá Viejo is an exceptional example of the period’s building technology and architecture. In the Historic District, surviving multiple-family houses from the 19th and early 20th centuries are original examples of how society reacted to new requirements, technological developments and influences brought about by post-colonial society and the building of the Panama Canal. (Original en inglés)

Bandera de Panamá

Bandera de Panamá

Los tipos de iglesias son así reconocidos como elementos integrantes de la expresión conjunta del valor universal excepcional del Casco Antiguo de Panamá.

Como corolario a la nominación e inscripción del Casco Antiguo en la Lista del Patrimonio Mundial ante UNESCO en 1997, varias protecciones legales para las edificaciones incluidas en el Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo de Panamá fueron creadas. El Decreto Ley No.9 de 27 de agosto de 1997 definió los límites ampliados del Casco Antiguo de Panamá y estableció en su Capítulo II “Principios de Restauración”, artículo 3, la clasificación de las edificaciones ubicadas en él. La Catedral de Panamá está clasificada como “Edificación de Primer Orden”, lo cual se define de la siguiente forma:

a. Edificación de Primer Orden: Aquella que sea integrante de gran valor, total o en su mayor parte, por presentarse alguna de las siguientes circunstancias:

a.1: Ser anterior a 1850, o porque, a pesar de ser posterior a 1850, sea uno de los máximos ejemplos de la arquitectura de su época en el país.

a.2: Por su función, moradores o sucesos ocurridos en ella y está conservada íntegramente o en su mayor parte.

Este tipo de edificación deberá conservarse y restaurarse íntegramente siguiendo una metodología científica, debiéndose modificar o eliminar los elementos discordantes.” (Decreto Ley No.9 de 1997, artículo 3)

La Catedral de Panamá cumple fácilmente con ambas circunstancias, y es elemento integrante de gran valor; no solo nacional, si no también, mundial.

Pieza clave para la protección, conservación y restauración de nuestros monumentos históricos y edificios históricos en el Casco Antiguo de Panamá es el Decreto No.51 de 22 de abril de 2004, “por medio del cual se aprueba un Manual de Normas y Procedimientos para la Restauración y Rehabilitación del Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá”, que desarrolla sobre la Ley 91 de 22 de diciembre de 1976, responde a las responsabilidades adquiridas por Panamá con la inscripción del Casco Antiguo de Panamá bajo la Convención del Patrimonio Mundial, y desarrolla y complementa al Decreto Ley No.9 de 27 de agosto de 1997.

El artículo 5 del Decreto Ejecutivo No.51 de 22 de abril de 2004 señala:

Artículo 5. “Se entenderá que todas las propiedades existentes dentro de los límites del Casco Antiguo estarán protegidas y amparadas por la Inscripción del Comité del Patrimonio Mundial de la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), de 6 de diciembre de 1997, en la lista del patrimonio mundial y en el cual se confirma el valor excepcional y universal del sitio para el beneficio de la humanidad, además de cualquier otra normativa legal vigente en la República de Panamá.”

Así pues, basándome en lo anterior puedo afirmar que que la Catedral Metropolitana de la Ciudad de Panamá es un elemento integrante de la propiedad cultural panameña del patrimonio mundial “Sitio Arqueológico de Panamá Viejo y Distrito Histórico de Panamá”, y como tal contribuye a la expresión de su valor universal excepcional como patrimonio cultural mundial inscrito por el Comité del Patrimonio Mundial en la Lista del Patrimonio Mundial en diciembre de 1997, bajo la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural (UNESCO, 1972) ratificada por Panamá en 1978 y adoptada en su texto íntegro mediante la Ley No. 9 de 27 de octubre de 1977. Al ser un elemento integrante de gran valor del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá, que toma parte en la cohesión del conjunto y en la expresión de su valor universal excepcional como edificio monumento testigo del pasado de la Nación en la historia cultural mundial, la Iglesia Catedral Basílica Santa María La Antigua de Panamá es una pieza irreemplazable que debe ser conservada y restaurada íntegramente siguiendo una metodología científica, debiéndose modificar o eliminar los elementos discordantes como lo establece la legislación panameña de conservación, y siguiendo las guías establecidas por las Directrices Prácticas para la aplicación de la Convención del Patrimonio Mundial Cultural y Natural.

Catedral de Panama en 2012. Foto de la Autora.

Figura 10. Catedral de Panama en 2012. Foto de la Autora.

Pueden leer sobre la historia de la Arquidiócesis de Panamá, y aprender más sobre su historia y traslados de su asiento en el siguiente enlace: Arquidiócesis de Panamá, en http://www.iglesia.org.pa

 

Saludos,

 

Katti Osorio Ugarte, Ph.D.

——————————————————

Notas:

(1) Tal como define la Ley No.91 de 22 de diciembre de 1976, “Para los efectos de esta Ley, son Conjuntos Monumentales Históricos las ciudades y todo grupo de construcciones y de espacio cuya cohesión y valor desde el punto de vista ecológico, arqueológico, arquitectónico, histórico, estético o socio-cultural, constituyen testimonio del pasado de la Nación Panameña” (artículo 1); y, “Considérase monumento histórico el edificio o conjunto de construcciones homogéneas conservados íntegros o en ruinas y que constituyen una unidad de reconocido valor arquitectónico, histórico y estético” (artículo 2).

Referencias:

Arjona M., Esther, “La Catedral Metropolitana ya es Basílica Menor,” La Estrella de Panamá, 24 de diciembre de 2014, consultada en abril de 2015, http://laestrella.com.pa/panama/nacional/catedral-metropolitana-basilica-menor/23830807.

Castillero, Ernesto J. et. al. (1943). Catedral de Panamá. En, Revista Cultural Lotería (No.29, octubre). Edición especial completa. Editor: José Guillermo Batalla. Documento electrónico, http://bdigital.binal.ac.pa/loteria/descarga.php?f=1943_LNB/1943_029_LNB.pdf, consultado en abril de 2015.

Collins, John Owens (1912). The Panama Guide. Documento electrónico, https://archive.org/details/panamaguide00collgoog, consultado en abril de 2015. OpenLibrary.org. (Versión PDF: https://ia802702.us.archive.org/12/items/panamaguide00collgoog/panamaguide00collgoog.pdf)

Ministerio de la Presidencia (2014). “Presidente Varela anuncia licitación para restaurar la Catedral Metropolitana a partir del 2015”. 22 de diciembre: Nota de prensa. Consultado en, https://www.presidencia.gob.pa/297-Presidente-Varela-anuncia-licitacion-para-restaurar-la-Catedral-Metropolitana-a-partir-del-2015, Ciudad de Panamá, Panamá.

Nelson, Wolfred (1888). Cinco años en Panamá. Documento electrónico, http://www.ellibrototal.com/ltotal/ficha.jsp?idLibro=8801, consultado en abril de 2015. Fundación El Libro Total. (páginas virtuales numeradas). 80 – 88 pp.

UNESCO (2015). “Archaeological Site of Panamá Viejo and Historic District of Panamá,” Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) – Convención del Patrimonio Mundial, consultado en 26 de abril de 2015, http://whc.unesco.org/en/list/790/.

UNESCO (2013). Archaeological Site of Panamá Viejo and Historic District of Panamá. En, Item 8 of the Provisional Agenda: Establishment of the World Heritage List and of the List of World Heritage in Danger – 8E: Adoption of retrospective Statements of Outstanding Universal Value. WHC-13/37.COM/8E.ADD. Documento electrónico, recuperado en, http://whc.unesco.org/archive/2013/whc13-37com-8Eadd-en.pdf, UNESCO: World Heritage Committee. 2 – 3 pp.